Red de información TI para profesionales ITMedia NetWork

sábado, 20 de octubre de 2018
Actualizado a las 18:54


Búsqueda avanzada

Publicidad

Publicidad

Opinión

SDN como base para la virtualización de red

09 Abril 2014por MigueI Ángel García, Country Manager Iberia de Riverbed Technology

Lejos han quedado aquellos días en que la infraestructura TI se limitaba a unos PCs y servidores en las propias instalaciones. Hoy en día, la eclosión de los servicios cloud, la proliferación de dispositivos, y una creciente demanda para acceder a la información en cualquier momento y lugar, significa que las empresas necesitan una infraestructura con mayor flexibilidad y agilidad.

Las redes en particular han avanzado a pasos agigantados en la última década. La virtualización en el centro de datos ha despegado, siendo su adopción particularmente predominante en el área de servidores. Lógicamente, extraer las funciones del servidor del hardware ha probado ser útil, sin embargo, es importante recordar que la virtualización no es solo para los servidores. Se han desarrollado nuevos usos de la tecnología, como las redes virtuales en el centro de datos.

Miguel Ángel García

Miguel Ángel García

Al principio, esto tomó forma de simples LANs virtuales. Sin embargo, las VLANs solo extraen segmentos individuales, no redes enteras, y no son portables en el mismo sentido que una máquina virtual. Como las capacidades de virtualización han avanzado, la virtualización ha ido adquiriendo mayor flexibilidad. De hecho, la idea de una red totalmente virtualizada ahora es objeto de muchas discusiones en el campo de las TI empresariales. Pero, ¿es factible una red virtual, y si es así, es beneficiosa?

¿Por qué virtualizar?

Si piensa en cómo funciona un ordenador físico tradicional en comparación con una máquina virtual, un ordenador físico está limitado por las especificaciones de “la caja”. Para incrementar su velocidad de procesamiento y capacidad de almacenamiento, las empresas tienen que actualizar los componentes o remplazar toda la caja. El resultado es que es más flexible. Puede adaptarse a las cambiantes demandas de aplicaciones y cualquier modificación que se necesite hacer a una máquina virtual puede realizarse con relativa facilidad mediante un interfaz de software, en vez de abrir la caja y remplazar las piezas.

De manera similar, la red física ha sufrido ciertas limitaciones que limita la potencia de la red, particularmente en la edad moderna de la movilidad y de la informática bajo demanda. Los componentes de red físicos consisten esencialmente en dispositivos hardware de tamaños y capacidades fijos que vienen cableados en topologías estáticas. La redistribución bajo demanda de los recursos de red en un entorno basado en hardware es casi imposible, y las aplicaciones a menudo tienen que ajustarse a la red. El resultado consiste en una funcionalidad que no es ideal para los usuarios, así como en retos de administración para los responsables de TI.

En una red totalmente virtualizada la lógica de control está totalmente separada del hardware físico subyacente de la red. Los componentes de red físicos retienen sus obligaciones de envío de paquetes, pero las capacidades de control y de toma de decisiones se ven liberada de la “caja limitadora” del dispositivo. En vez de eso, estas funciones están implementadas como servicios basados en software que se adaptan libremente a las circunstancias del tráfico de red, abarcan todos los segmentos, siguen los cambios de estado en toda la red y adaptan los mecanismos de aplicación de las políticas como QoS según los requisitos de la aplicación. Mediante esta separación, se pueden construir redes virtuales útiles. Dichas redes virtuales encapsulan todas las funciones de red en una capa de abstracción que sigue pareciéndose y comportándose como una red normal desde el punto de vista de una aplicación.

Construir una red virtualizada

Mientras que es posible construir redes virtualizadas hoy en día utilizando una serie de técnicas diferentes, las redes definidas por software (SDN) hacen objeto de muchas discusiones, volviéndose rápidamente en el método preferido de la empresa actual. Las SDN ofrecen la separación necesaria que permite operar el plano de control de forma completamente independiente del plano de envío. Establece un marco para crear una red virtualizada que aparece en los servicios de capa superior, como los sistemas operativos y las aplicaciones, como si fuera una red física ordinaria. Esto permite proporcionar servicios y aplicaciones sin necesitar ser configurado para un entorno diferente.

En una red virtual basada en SDN, se pueden asignar los recursos de red según se necesite, al igual que la capacidad de procesamiento y el almacenamiento son provisionados de forma dinámica con un servidor vitualizado. Y al cambiar el enfoque de protocolos abiertos a interfaces de programación de aplicaciones (APIs), las redes virtuales basadas en SDN permiten nuevos grados de flexibilidad programable solo limitados por la visión del desarrollador.

Construir una red virtual sin utilizar SDN es ciertamente posible, pero probablemente no es tan útil. La virtualización mapea múltiples redes lógicas en una tela física común. Sin embargo, la administración del estado sofisticado se convierte en un problema técnico lleno de desafíos cuando las redes lógicas podrían estar ubicadas en cualquier parte. Ahí es donde la utilidad de SDN entra en juego. Resulta que las SDN son muy buenas a la hora de manejar grandes números de estados. Al mismo tiempo, pueden proporcionar un grado razonable de consistencia operativa, porque las SDN están diseñadas para permitir cambios en el plano de envío. Sin las capacidades de gestión del estado que permiten las SDN, la utilidad operativa de la virtualización de red disminuye considerablemente.

Con las SDN como mejor base para la virtualización de red, se pueden construir centros de datos enteros solamente con software  y, por supuesto, el centro de datos definido por software (SDDC) es el próximo paso lógico. Cada vez más, el propio despliegue de aplicaciones requiere una infraestructura finamente ajustada para soportarlo. Este ajuste se está volviendo cada vez más específico según la aplicación, incluyendo políticas de QoS dirigidas, atribuciones de recursos a tiempo (para cumplir con picos de demanda), conocimiento de transacciones (para propósitos de contabilidad de coste), y caminos de red diferenciados. El equipo de red monolítico no puede adaptarse a estos requisitos específicos de la aplicación. Los SDDCs eliminan las grandes cajas de infraestructura y las sustituyen con servicios de red basados en software separados del hardware subyacente y dedicado así como ajustado a las necesidades de cada aplicación individual.

En un mundo en que los presupuestos de TI a menudo se reducen y en que cambia la tecnología frecuentemente, es imprescindible que las empresas reduzcan los costes operativos, mientras mejoran la flexibilidad y la agilidad. Por lo tanto, merece la pena tomar en consideración la virtualización en el centro de datos. Las redes virtuales basadas en SDN pueden proporcionar a las empresas las herramientas que necesitan para entregar las aplicaciones de forma efectiva mientras simplifican también la infraestructura física subyacente. Muchas empresas ya están realizando grandes beneficios de la continua proliferación de la virtualización en el centro de datos y serán dichas organizaciones las que se pondrán en cabeza a medida que vayamos yendo hacia un entorno definido por software.

ShareThis

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Análisis

Temor al clic: cara y cruz de la relación electrónica con las Administraciones Públicas

Life Abogados publica una guía con las siete principales dificultades que encuentran empresas y personas físicas en su relación electrónica con las Administraciones Públicas y, en particular, con Hacienda y la Agencia Tributaria, después de que el Consejo de Ministros haya ampliado a dos años el plazo para la entrada en vigor de los registros electrónicos generales

Publicidad

Proyectos de Éxito

Telefónica inicia el despliegue del Proyecto Territorio Rural Inteligente en Castilla y León basado en tecnologías NB-IoT

Telefónica apuesta por la disponibilidad de las dos tecnologías de acceso radio licenciadas de LPWA, de baja potencia y largo alcance. Así, además de NB-IoT para usos específicos, y ya desplegada, también iniciará la implantación de LTE-M con mayor versatilidad o capacidad de transmisión en movilidad. Ambas iniciativas forman parte del despliegue estratégico que posicionará a Telefónica como uno de los operadores de relevancia en la industria IoT en disponer de ambas tecnologías celulares LPWA

Strategic Partner info

Strategic Partner forma parte de la red de información TI para profesionales de IDG Communications.


Sitios especializados de ITMedia NetWork: techWEEK, IT CIO.es, IT PYMES.es, IT SEGURIDAD.es, NUEVAempresa.com.

ITMedia NetWork. © 2006 - 2018 Information Technology & Media S.A. (CIF A-84950211). Todos los derechos reservados.

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Por favor, introduzca la siguiente información











Cerrar

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Procesando envíos...

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Email enviado. Cerrar

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Error en el envio. Pulse aqui para cerrar.Cerrar