Red de información TI para profesionales ITMedia NetWork

lunes, 28 de mayo de 2018
Actualizado a las 10:15


Búsqueda avanzada

Publicidad

Publicidad

Opinión

Lo que la monitorización debe a DevOps y viceversa

13 Diciembre 2017por Julien Mathis, cofundador de Centreon

Antes del cloud, del Saas, de la agilidad, IA y del aprendizaje automático, la monitorización de TI era una ‘navaja suiza’ con la que, según el buen oficio de cada uno, se podía dar solución a diferentes problemáticas. Hoy, como nos revela Julien Mathis, cofundador de Centreon, el avance tecnológico impulsa una gran evolución en la monitorización que tiene el triple reto de responder a nuevas prácticas de TI, adaptarse a las las infraestructuras en la nube y acompañar a los equipos de desarrollo en el movimiento DevOps .

Julien Mathis

Julien Mathis

Antes era la monitorización de TI: una llamativa ‘navaja suiza’ con la que cada cual podía encontrar la solución a sus diferentes problemas de monitorización. Pero eso era antes; antes de la nube, del SaaS, del serverless, de la agilidad, de la automatización, del aprendizaje automático, de la Inteligencia Artificial (IA)... En pocos años, la monitorización ha experimentado una gran evolución.

En primer lugar, para responder a las nuevas prácticas de TI impulsadas por la agilidad y la transformación digital que establece una estrecha relación entre negocio y sistemas de información. En segundo lugar, para adaptarse a las infraestructuras cloud. Y, finalmente, para acompañar a los equipos de desarrollo en el movimiento DevOps, que sitúa la monitorización en el eje central del rendimiento de los sistemas de información. Echemos un vistazo a lo que la monitorización debe a DevOps, y viceversa.

DevOps: la reconciliación de los ‘hermanos enemigos’

Aparte de que sea una palabra de moda, DevOps es un movimiento que hace casi diez años está en el aire con motivo de una serie de conferencias profesionales. El término DevOps, introducido por Patrick Debois, viene de la unión de las primeras letras de la palabra inglesa development (desarrollo) y de la abreviación de operations (operaciones).

La cultura DevOps se fundamenta en el Lean Management (gestión ajustada) y el Manifiesto Ágil: movimientos de los que toma prestados métodos dirigidos a aportar valor al cliente de forma continuada y reducir los ‘desperdicios’, así como a impulsar la colaboración entre las partes involucradas en proyectos de TI y organizar mejor los equipos.

DevOps se basa en la cooperación de los diferentes integrantes de TI, que aplican las mejores prácticas para diseñar, desarrollar y poner en producción aplicaciones de forma más rápida, menos costosa y de mayor calidad, compartiendo el principio de Werner Vogels: quien lo crea, lo pone en marcha

Los principales beneficios tienen que ver con la agilidad, la productividad y con la calidad de los productos y la satisfacción del cliente. Los equipos ponen a disposición de los usuarios servicios con mayor rapidez y mejor adaptados a sus necesidades. De esta forma, se reduce el time to market para la empresa, lo que le permite seguir el ritmo de su mercado.

DevOps se basa en la cooperación de los diferentes integrantes de TI, que aplican las mejores prácticas para diseñar, desarrollar y poner en producción aplicaciones de forma más rápida, menos costosa y de mayor calidad.

De esta forma, los equipos de Desarrollo y Operaciones comparten el célebre principio de Werner Vogels, CTO de Amazon: «you build it, you run it» (quien lo crea lo pone en marcha). En consecuencia, el concepto de equipo es una de las principales armas de DevOps.

La pirámide de Maslow que Google emplea para ilustrar su metodología de desarrollo SRE y que muestra los elementos que hacen un servicio confiable, del más básico al más avanzado

La pirámide de Maslow que Google emplea para ilustrar su metodología de desarrollo SRE y que muestra los elementos que hacen un servicio confiable, del más básico al más avanzado

El impacto de DevOps en los procesos de TI tradicionales... y en la monitorización

El enfoque DevOps, al contrario que ITIL, por ejemplo, no está formalizado o estandarizado. Consiste en un conjunto de buenas prácticas que tienen una repercusión directa en los procesos de TI tradicionales, pues requieren:

  • Volver a situar al usuario en el centro del proceso
  • Centrarse en ciclos cortos y controlados, basándose en la integración continua
  • Revisar la forma de diseñar, de desarrollar, de crear tecnología
  • Replantearse la relación con los equipos de la empresa y, de forma más amplia, la relación con el cliente
  • Cambiar la forma de organizar los procesos, los servicios y los productos dentro del departamento de TI
  • Compartir de otra forma las responsabilidades entre los equipos
  • Estructurar los procesos en torno a equipos constituidos por pocos integrantes, autónomos y polivalentes, gestionados por alguien que sabe lo que quieren los usuarios del sistema en desarrollo: un Product Owner

Por tanto, se trata del final del funcionamiento en silos, que dividía estructuralmente Dev y Ops. En concreto, para los equipos de Desarrollo y Operaciones, se trata de:

  • Desarrollar una cultura centrada en la colaboración para derribar los compartimentos estancos tradicionales
  • Automatizar al máximo las tareas operativas para la puesta en producción, la gestión de las versiones, la monitorización; con lo que ganar en calidad y en productividad, reducir los errores e impulsar el autoservicio
  • Medir el rendimiento para llevar a cabo una mejora continua con indicadores específicos de DevOps (frecuencia de implementaciones, rapidez de restauración, etc.).
  • Compartir herramientas y experiencia, en una lógica de intercambio y de apertura

Esta nueva filosofía viene acompañada de una nueva relación entre los equipos y de nuevas herramientas que facilitan la automatización, además de favorecer los ciclos cortos y utilizar indicadores. De ahí que la monitorización desempeñe un papel fundamental en el modelo DevOps, pues es la única que puede generar esas herramientas.

La monitorización como parte central del modelo DevOps

Con DevOps, la idea es recopilar la mayor cantidad de datos posibles con la monitorización, los cuales se analizarán después para que la empresa gane en agilidad y rectifique con más rapidez. Así, el campo de acción de la monitorización se amplia y diversifica: se trata de recopilar datos de diferente tipo, niveles de lectura y uso.

La monitorización tiene que evolucionar para recopilar datos con los que ofrecer indicadores de negocio y funcionales: los técnicos ya no son los únicos que utilizan los cuadros de mando de la solución de monitorización y todas las áreas de actividad de la empresa tienen que poder utilizarlos

En el modelo DevOps, el análisis de los datos es algo prioritario, pero no puede llevarse a cabo sin una recopilación prácticamente exhaustiva de los datos del sistema de información, sea cual sea el modelo de infraestructuras, el tipo de aplicaciones o de sistemas monitorizados. Todo ello en un entorno de TI en constante cambio, sobre todo, debido a la nube.

Por otra parte, la monitorización también tiene que evolucionar para recopilar datos con los que ofrecer indicadores de negocio y funcionales: los técnicos ya no son los únicos que utilizan los cuadros de mando de la solución de monitorización y todas las áreas de actividad de la empresa tienen que poder utilizarlos.

De esta forma, la supervisión se sitúa en la parte central del modelo de proyectos DevOps, desempeñando un papel fundamental. Este aspecto se ha destacado en la pirámide de Maslow, que Google emplea para ilustrar su metodología de desarrollo SRE (Site Reliability Engineering, algo así como ingeniería de confiabilidad de sitios) claramente inspirada en las prácticas DevOps.

El método de Google se sirve de un equipo técnico de ‘fiabilidad de sitios’, que da soporte a las actividades de búsqueda y alojamiento en Europa. Sitúa la supervisión en la base del proyecto, lo que implica que no se puede realizar nada sin una monitorización de TI pertinente y adaptada.

Con el Data Driven Business, la monitorización evoluciona hacia la ‘observabilidad’

Este es un desafío que ha adquirido grandes dimensiones en las empresas en las que el negocio depende cada vez más del rendimiento de los sistemas de información. Ahora, la información tiene que estar contextualizada para entender mejor la desviación de una métrica o de un comportamiento.

Es fundamental obtener cada vez más indicadores de negocio, integrando diferentes tipos de datos (tanto internos como externos) y relacionarlos, y por ello, la actividad de monitorización evoluciona para servir a los departamentos de la empresa y cuantificar el negocio

La introducción de un cambio, tan pequeño como un botón en un sitio de comercio electrónico, por ejemplo, puede tener grandes repercusiones en el rendimiento del negocio. El sistema de monitorización tiene que ser capaz de detectar este tipo de comportamiento.

Es fundamental obtener cada vez más indicadores de negocio, integrando diferentes tipos de datos (tanto internos como externos) y relacionarlos, y por ello, la actividad de monitorización evoluciona para servir a los departamentos de la empresa y cuantificar el negocio.

Tomemos como ejemplo a Netflix. Esta empresa propone películas y series de televisión difundiéndolas en todo el mundo a través de Internet. Netflix recopila mucha información en su monitorización para disponer de indicadores que le ayuden a evaluar el estado de sus emisiones en diferentes zonas geográficas, así como modernizar las infraestructuras y observar las tendencias para crear sus nuevas series de acuerdo a las métricas recopiladas y analizadas.

En la actualidad, las herramientas de monitorización se basan en un almacén de datos (datawarehouse) en el que se registran, contextualizan y analizan una gran cantidad de datos. Estas presentan con facilidad los datos y ofrecen una visión general de toda la tecnología y de los servicios prestados. La vista de Sistemas está centralizada, lo que permite ver la actividad de los diferentes recursos. Eso también permite proporcionar a las áreas de negocio indicadores específicos para ellas con los que mejorar los procesos, principio fundamental de ITIL y DevOps.

El círculo de influencia DevOps y monitorización

El círculo de influencia DevOps y monitorización

Nube, monitorización y automatización: el trío inseparable para una vista en tiempo real del rendimiento de TI y del negocio

DevOps se basa en ciclos cortos. Por ello, hemos de ser capaces de poner en marcha rápidamente -es decir de automatizar- gran parte de las operaciones. Este es un imperativo cada vez más importante, pues las empresas están migrando sus infraestructuras a la nube. El campo de acción de la TI evoluciona y el de la monitorización debe hacerlo a la par. La monitorización establece el perímetro que hay que monitorizar de forma inmediata, mediante la conexión con la nube y las herramientas internas.

Las infraestructuras evolucionan hacia el serverless, lo que no significa que sea monitoringless; es decir, se queden sin monitorización: siempre habrá que garantizar la salud del sistema de información e integrar nuevas métricas para garantizar un funcionamiento óptimo

Pero, detengámonos un momento en el principio de la ‘nube’, estrechamente ligado a la trasformación digital y a la puesta en práctica del modelo DevOps.

La nube permite crear y eliminar máquinas en segundos, y liberarse de la gestión física de las infraestructuras. Ya no son necesariamente aplicables las prácticas de antaño, como la alimentación de la base de datos de gestión de la configuración (Configuration Management Database, CMDB) para los elementos de infraestructura. No obstante, la nube no es una caja negra.

Las infraestructuras evolucionan claramente hacia el serverless, lo que no significa que sea monitoringless; es decir, se queden sin monitorización. Siempre habrá que garantizar la salud del sistema de información e integrar nuevas métricas en la monitorización para garantizar un funcionamiento óptimo. La monitorización debe entrar en la era de la automatización, e incluso de la autoconfiguración, mediante las API, para que sirva de ayuda a los equipos DevOps.

El círculo DevOps y monitorización: trabajar codo con codo para crear valor

No se puede negar que la filosofía DevOps repercute en la monitorización. La monitorización tiene que ser automática para ser eficaz. El objetivo es reducir las tareas de poco valor añadido para permitir a los equipos centrarse en el análisis y la correlación de datos con los que proporcionar indicadores más pertinentes a las áreas de negocio y a TI. La monitorización se convierte en la piedra angular de la filosofía DevOps al permitir una mayor cooperación de todas las partes implicadas.

Por su parte, la influencia de la supervisión también es importante en la filosofía DevOps al ser una fuente de creación de valor -uno de los principios fundamentales de DevOps- que brinda nuevos servicios a los desarrolladores. Gracias al principio de equipos de pocos integrantes, multidisciplinares y autónomos (llamados también PizzaTeams), ahora todos comparten responsabilidades, en toda la cadena de valor.

Se acabaron los silos entre Operaciones y Desarrollo, pues estos deben vincular y compartir los mismos métodos de trabajo. La monitorización ya no solo es la herramienta de Ops, sino una herramienta común para Dev+Ops.

(*) Julien Mathis es cofundador de Centreon

ShareThis

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Análisis

Un 56% de los directivos españoles considera que no se está del todo preparado para cumplir con la regulación en materia de datos

La pregunta que deben hacerse todos los profesionales dedicados a la Privacidad y a la Protección de Datos en las empresas es: ¿Somos conscientes de cómo impacta el nuevo Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD)? Ya no podemos demorar la respuesta: quedan 3 días para el 25 de mayo de 2018

Publicidad

Proyectos de Éxito

Mediacloud implanta Cloud para Azure Stack de Dell EMC y se convierte en proveedor cloud certificado en la infraestructura de Microsoft

Dell EMC ha proporcionado a Mediacloud la solución Cloud para Azure Stack, que incluye la infraestructura hiperconvergente, redes y sistemas de bakcup y encriptación necesarias para abordar proyectos relacionados con la implantación de Azure Stack. La empresa del Grupo Mediapro especializada en servicios en la nube se convierte así en el primer proveedor cloud certificado para desplegar la solución de Microsoft en España

Strategic Partner info

Strategic Partner forma parte de la red de información TI para profesionales de IDG Communications.


Sitios especializados de ITMedia NetWork: techWEEK, IT CIO.es, IT PYMES.es, IT SEGURIDAD.es, NUEVAempresa.com.

ITMedia NetWork. © 2006 - 2018 Information Technology & Media S.A. (CIF A-84950211). Todos los derechos reservados.

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Por favor, introduzca la siguiente información











Cerrar

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Procesando envíos...

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Email enviado. Cerrar

Envío de artículos por email de Strategic Partner

Error en el envio. Pulse aqui para cerrar.Cerrar